Todos los proyectos mineros requieren de estudios geológicos para proporcionar la información suficiente de las características del yacimiento y del terreno. Cuanta más información se tenga más acertadas serán las decisiones con respecto a la ejecución del proyecto.

La finalidad de los estudios puede ser para la interpretación del modelo geológico pero también es útil para conocer el terreno a la hora de tomar decisiones sobre cómo acceder al mineral y qué características tendrá éste para las pruebas de procesamiento.

De esta manera, el diseño del proyecto se puede realizar de la manera más eficaz posible teniendo en cuenta las variables de seguridad, impacto medioambiental y social y coste, de manera que se elige la que represente la combinación más sostenible posible.

Además la empresa siempre tiene en cuenta restaurar la zona por completo, tal y como se muestra en este vídeo.