Muga – Vipasca

Muga está ubicado a unos 50 km de Pamplona, dentro de los términos municipales de Undués de Lerda y Urriés (Aragón), Sangüesa y Javier (Navarra). Este proyecto parte de unos estudios realizados en la década de los 80 que Geoalcali ha completado con otros nuevos. Las instalaciones en superficie ocuparán alrededor de 200 Has.

En Muga predomina el mineral de potasa denominado silvinita. Los depósitos son poco profundos, sobre todo en la sección Sureste del proyecto. El acceso se realizará mediante dos rampas.  Muga será una mina convencional de cámaras y pilares (subterránea).

Las bocaminas de las dos rampas estarán situadas en territorio aragonés, en el término municipal de Undués de Lerda. La Planta de Tratamiento se levantará en suelo navarro, cerca de la localidad de Sangüesa.

En octubre, la Compañía incluyó la importancia estratégica de Vipasca como una potencial extensión del proyecto Muga. Los depósitos en esta ubicación, representan un gran potencial para la empresa ya que la potasa ubicada en las capas más profundas P1 Y P2, son de mayor grado de concentración.

Anteriormente, durante el trimestre finalizado en junio de 2018, el permiso de Vipasca se renovó con un área reducida, renunciando a las áreas menos estratégicas.

 

Beneficios de Muga:

Un proyecto como Muga, que perdurará por varias décadas, ofrece la oportunidad de crear un beneficio sostenible por un largo periodo a las administraciones y habitantes de la región. La compañía tiene el compromiso de dar prioridad a la comunidad local, dando oportunidades de empleo directo y de negocio para abastecer las necesidades de la mina.  En plena producción, sólo en el proyecto Muga, se estima una creación de empleo de alrededor de  800 puestos de trabajo entre operarios, administrativos, técnicos y logística. El proyecto también contribuirá a la creación de oportunidades de empleo indirecto, multiplicando la cifra de empleo directo generado.

Un proyecto industrial de esta magnitud traerá consigo grandes beneficios sociales por la riqueza que generará a su alrededor y el impulso socioeconómico que supondrá para la región. La aprobación de este proyecto significa no sólo un beneficio directo, por la generación de empleo que conlleva, sino también indirecto, vía impuestos, programas sociales, desarrollo de oportunidades de negocio, entre otros.